“Aiara batuz – Trabajando por los pueblos”, surgió en el año 2011, como agrupación vecinal independiente, con la idea de presentarse a las elecciones municipales del mes de mayo de ese mismo año.

 

Éramos un grupo formado por personas de distintos ámbitos y diferentes sensibilidades, a los que nos unía y nos motivaba trabajar por esta tierra, Ayala. Comenzamos celebrando reuniones y dando forma y vida a esta iniciativa, preocupados por la falta de comunicación que existía entre el Ayuntamiento y la población. Este fue el punto de partida de nuestra andadura, y tras mucho trabajo y profundas reflexiones, decidimos dar un paso adelante e intentar llevar a la práctica lo que entendíamos como una forma diferente de gestionar el municipio, primando siempre las buenas ideas y el sentido común,  no las ideologías partidistas.

 

Nuestro principal objetivo era, por un lado,  contribuir a la mejora de la calidad de vida de los ayaleses y, por otro, poner en valor y defender nuestro importante patrimonio rural y ambiental. Y, además, luchar por devolver a las Juntas Administrativas el protagonismo que nunca debieron perder. En definitiva, trabajar con humildad por y para nuestra Ayala.

 

Tras completar una legislatura (2011-2015), pensamos, firmemente, que nuestra impronta, basada en el compromiso y el trabajo, debía seguir formando  parte de la gestión diaria municipal.

 

Aún siendo conscientes de que nos disgusta el escenario partidista que se vive en el mundo de la política, de que nuestra forma de hacer gestión es mucho más simple que todo eso y que la gestión municipal basada en intereses partidistas nos cansan y desgastan, el resultado del análisis fue claro: nuestros planteamientos son diferentes al resto de partidos políticos, apoyamos ideas que consideramos buenas para Ayala, independientemente de qué fuerza política esté en el gobierno municipal, analizamos los temas de manera independiente, sin tener en cuenta las gestiones supra-municipales que se hagan y los intereses de los partidos políticos.... En conclusión, habíamos conseguido eliminar la mayoría absoluta en Ayala y la nueva situación  obligaba a hacer una gestión en donde los diferentes grupos debatan y busquen apoyos para que su idea salga adelante. Solo por eso merecía la pena y en las elecciones municipales del pasado año  2015 decidimos volver a presentarnos para seguir trabajando por y para Ayala.